Contador de Visitas

jueves, 10 de febrero de 2011

Limitaciones

Estamos a manos con mis limitaciones, las odio tanto como ellas a mí, porque son como un ancla que no me deja zarpar a mares abiertos en busca de aventuras que el corazón me guía, estas limitaciones son eslabones muy bien fundidos a mi pie pues un paso en falso que doy me recuerdan inmediatamente hasta donde debo llegar pues más allá esta prohibido, son tan odiosas mis limitaciones que me causan dolor, es inexplicable pues cuando crees poder alcanzar algo nuevamente estas limitaciones me borran del sueño que vivo hace buen tiempo albergando en mi corazón.

1 comentario:

Libelula dijo...

Es una lástima que sus limitaciones borren sus sueños.
Sueñe que todo se puede, quizás un tanto diferente pero se puede.