Contador de Visitas

miércoles, 3 de agosto de 2011

La Luna y el Sol (I Parte)

Un día hace mucho tiempo cuando Dios creo todo lo que conocemos, sentía que algo faltaba, algo que diera animo para comenzar el día y creó el Sol, maravillado por su luz encontró que era bueno para la vida de la plantas y otros seres vivos, sin embargo, cuando creó el día sin darse cuenta creó la noche y encontró que a veces era muy oscuro y decidió sacar de una parte del Sol un pedacito con mucho cariño y creó La Luna (al igual como hizo con Adán y Eva. Se dio cuenta al poco andar de su creación que ambos tanto el Sol como La Luna tenían una conexión, al principio no le prestó importancia porque entendía que al ser su creación debían satisfacer las necesidades de los seres vivos y así pasaron los siglos y vez que podía el Sol en el horizonte trataba de mirar a La Luna, la encontraba tan interesante, el se decía para sus adentros "que lindo color de piel", aún así no podía acercarse solo la miraba en los ocasos y con suerte en los amaneceres, le encantaba como cada cierto tiempo se transformaba y parecía otra, el la miraba y decía "que bella mirada tiene", cada momento para el Sol era mágico con La Luna y el pensaba lo siguiente "apenas la vea la saludaré y le diré lo bella que es" llegado ese momento, mudo y contemplativo con la boca abierta solamente la veía pasar, el tiempo pasaba y nada de eso cambiaba.

Se preguntaba el Sol "qué pensará de mi ?", "sabrá que existo","me habrá visto alguna vez" eran muchas las dudas y preguntas que se hacia sobre supuestos que nunca se atrevía a sacar de su mente y hacer voz para ella, así el tiempo que para ellos tiene otra métrica solamente agrandaba su fascinación por ella. Soñaba en llevarla a conocer la galaxia, presentarla con otros astros, pasear por la Vía Láctea.

(inconcluso, debido a que Luna cortó relaciones con el SOL)


1 comentario:

SDJ dijo...

The Article seems to be really nice and informative.